18 de junio 2024
Alergias e Intolerancias alimentarias en Perros y Gatos

Al igual que nosotros los humanos, las mascotas pueden sufrir alergias e intolerancias alimentarias que pueden aparecer a cualquier edad y durar toda la vida. De hecho, son muy comunes: se sabe que más del 10% de los perros🐶 tienen alergias alimentarias, mientras que esta proporción está un poco menos documentada en los gatos 🐱. Además de las alergias, muchos perros y gatos padecen intolerancias alimentarias específicas o simplemente tienen un sistema digestivo sensible que tiende a reaccionar mucho y de forma desagradable. 

¿Cuál es la diferencia entre una alergia alimentaria y una intolerancia alimentaria?

Hay dos tipos principales de reacciones adversas: las alergias, en las que interviene el sistema inmunitario, y las intolerancias alimentarias, que se producen sin un componente inmunitario. Mientras que las alergias suelen ocurrir como reacción a los componentes proteicos del alimento, como la carne de res o el pollo, las intolerancias se producen de forma habitual como reacción a otros componentes como, por ejemplo: los aditivos, o incluso el gluten (componente que aumenta los niveles de proteína en ciertas dietas comerciales, y que tiene un pobre valor nutritivo para animales de naturaleza carnívora).

Un animal es alérgico a un ingrediente alimentario cuando su sistema inmunológico reacciona a la defensiva, considerando el ingrediente como algo dañino ☠️. Los síntomas pueden variar, pero generalmente incluyen rascarse y lamerse excesivamente, así como reacciones cutáneas como erupciones cutáneas y urticaria. Algunas mascotas también pueden tener náuseas y vómitos.

En el caso de las intolerancias, sólo el sistema digestivo del animal reacciona fuertemente al ingrediente alimentario. La mascota intolerante a los alimentos mostrará síntomas como gases intensos, hinchazón, náuseas, vómitos y diarrea.

Es importante recalcar que tanto alergias como intolerancias pueden producirse en forma conjunta o independientes. Si tienes dudas al respecto, recuerda siempre consultar con tu médico veterinario de confianza 👨🏻‍⚕️.

¿Qué causa estas alergias e intolerancias?

La genética, muy probablemente. Las mascotas que padecen alergias e intolerancias tienen un sistema inmunológico o un sistema digestivo que reacciona de forma excesiva y errónea. Debido a que se sabe que la fuente es principalmente genética, es una buena idea preguntar sobre el historial familiar de tu mascota en caso tengas esa información a disposición. Si existen alergias o intolerancias en las líneas de sangre, existe una alta probabilidad que éstas persistan en su descendencia 😟. A su vez, algunas razas como los perros perdigueros y los gatos rex, también son más propensas a desarrollar alergias o intolerancias 🚫.

¿Qué puedes hacer ante las alergias e intolerancias?

Las alergias e intolerancias no desaparecerán. Tienes que eliminar el alérgeno de la dieta diaria de tu mascota para que los síntomas desaparezcan. Identificar 🧐 el ingrediente alimentario que desencadena la alergia o los síntomas de intolerancia es la parte más complicada. El procedimiento recomendado suele ser una dieta de eliminación en la que se descartan 🚫 todos los alérgenos potenciales de la dieta de su mascota durante un tiempo aproximado de 6 semanas. Siguiendo esta dieta, todos los síntomas típicos que suele presentar tu mascota deberían desaparecer. Cuando sea el caso, puedes reintroducir los ingredientes alimentarios potencialmente riesgosos uno por uno, y tan pronto como veas algún síntoma de alergia o intolerancia, sabrás a qué ingrediente culpar. 

¿Cuáles son las alergias o intolerancias alimentarias más comunes?

El pollo 🐔, el maíz 🌽, el trigo y la soya son los generadores de alergias o intolerancias alimentarias más comunes en los gatos. 

El pollo 🐔, el maíz 🌽, el trigo, la soya, el conejo 🐰 (especialmente cuando existe un acceso libre y silvestre para el consumo), el cerdo 🐷, la carne de res 🐄 y los productos lácteos 🥛 son los generadores de alergias o intolerancias alimentarias más comunes en los perros.

Comidas hipoalergénicas

Algunos productos para mascotas se comercializan como «hipoalergénicos». Suele significar que comparten estos dos criterios:

  • Tienen un número limitado de ingredientes⛔: sólo lo imprescindible, nada inútil.
  • No contienen las fuentes más comunes de alérgenos.

Existen casos en que los puntos anteriores son insuficientes para evitar las crisis alérgicas. En estos casos, el médico veterinario probablemente recomendará alimentos hidrolizados, dieta casera (con sus pros y contras) y/o tratamiento farmacológico.

En Oven Baked Tradition, nuestras recetas de pescado 🐠 son consideradas hipoalergénicas: su primera y principal fuente de proteínas es el pescado blanco (no salmón) 🐟, que no es un alérgeno común y es de fácil digestión. Además, todas nuestras recetas están libres subproductos, rellenos y de alergenos comunes como el como el maíz, el trigo y la soya, lo que la convierte en una opción aún mejor para gatos o perros que sufren de intolerancias o que tienen un sistema digestivo muy sensible 💯.

Es importante destacar que las alergias e intolerancias alimentarias pueden ser desencadenadas por múltiples factores y que cada animal puede tener una respuesta individual. Si sospechas que tu perro o gato tiene una alergia o intolerancia alimentaria, es fundamental consultar a un médico veterinario para obtener un diagnóstico preciso y recibir orientación sobre la dieta adecuada y el manejo de la condición.

Conclusión 

En Oven Baked Tradition, nuestras recetas de pescado 🐠 son consideradas hipoalergénicas: su primera y principal fuente de proteínas es el pescado blanco (no salmón) 🐟, que no es un alérgeno común y es de fácil digestión. Además, todas nuestras recetas están libres subproductos, rellenos y de alergenos comunes como el como el maíz, el trigo y la soya, lo que la convierte en una opción aún mejor para gatos o perros que sufren de intolerancias o que tienen un sistema digestivo muy sensible 💯.
Es importante destacar que las alergias e intolerancias alimentarias pueden ser desencadenadas por múltiples factores y que cada animal puede tener una respuesta individual. Si sospechas que tu perro o gato tiene una alergia o intolerancia alimentaria, es fundamental consultar a un médico veterinario para obtener un diagnóstico preciso y recibir orientación sobre la dieta adecuada y el manejo de la condición.

Te pueden interesar artículos relacionados

¿Quieres ser proveerdor?

Conoce los beneficios de Cannae y los productos de sus marcas